Imprimir

BATALLA DE LOS ACANTILADOS ROJOS: INVIERNO 208-209 D.C. (2 de 2).

Escrito por José Miguel Fernández Gil on . Escrito en Antigua

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

Como ocurre con muchas batallas de la antigüedad su ubicación geográfica exacta es desconocida y tema todavía de debates, pues los historiadores tienen que documentarse sobre textos de corte heróico antiguos escritos, por defecto, por los vencedores donde tienden a sobreestimar al enemigo y subestimar sus propias fuerzas, cuando una batalla que parecia perdida de antemano se convierte "milagrosamente" en una rotunda victoria.

1

Doujian (Antiguo gran barco de guerra).

La batalla se dividió en tres fases: Aproximación, Batalla y Persecución.

La fuerza de vanguardia de Cao-Cao se encontraba frente en los Acantilados Rojos, a poca distancia de Wulin, y estaba plagada de enfermos y soldados desmoralizados y cansados por una serie de marchas forzosas ininterrumpidas.

Las fuerzas Aliadas de Sun Quan y Liu Bei remontaron el rio desde Xiakou y Fankou y cayeron sobre la vanguardia enemiga. Más que una batalla fue una escaramuza puesto que los soldados de Cao-Cao apenas opusieron resistencia y se retiraron hacia Wulin y los aliados lo hicieron hacia el sur del rio tratando de evitar una persección que se pudiera tornar una batalla con el cuerpo principal de Cao-Cao.

dos

Por su parte Cao-Cao contaba con una gran cantidad de embarcaciones en el rio y había decidido embarcar a sus tropas en ellas a la espera de cruzarlo con el mayor número de efectivos posibles. Las embarcaciones estaban amarradas en columnas con la proa hacia tierra para reducir el balanceo de las embarcaciones y evitar que sus soldados se mareasen. El comandante de la pequeña flotilla de Sun Quan, Huang Gai, elaboró un maquiavélico plan: Envió una carta a Cao-Cao comentándole su decisión de rendirse y entregar los buques bajo su mando, ordenó llenar las bodegas de madera y matojos y los remojó con aceite embarcando una tripulacion mínima, izó velas y el suave viento empujó las embarcaciones hacia la flota de Cao-Cao. A mitad del cruce ordenó prender fuego a la carga y los tripulantes abordaron unos pequeños botes despues de trabar los timones de sus embarcaciones.

El viento empujo a las llameantes embarcaciones de Huang Gai hacia la flota de Cao-Cao: éstas abordaron  las naves cargadas de tropas y caballos y el fuego se propagó de una embarcación a otra. En pocos minutos, la flota de Cao-Cao era una pira funeraria de hombres y bestias que murieron a cientos abrasados, mientras que otros trataban de saltar por la borda al agua, donde flotaba el aceite ardiente.

tres

Conjuntamente con el ataque naval, se produjo otro por tierra liderado por el general Zhou Yu y el propio Liu Bei en el flanco del ejército de Cao-Cao que sumió a este en un completo caos.

Cao-Cao ordenó entonces una retirada general hacia Huarong: este ejército debía atravesar las tierras pantanosas al norte del lago Dongting. Los soldados durante la retirada debían cargar con fardos de hierba, enfermos como estaban, para colocarlos sobre el fango para permitir pasar a las tropas a caballo. Esto supuso otra gran cantidad de fallecidos ahogados en las marismas o pisoteados por los caballos.

cuatro

Lago DongTing.

Esta retirada podría haber sido una debacle total y con un nivel de aniquilación mayor si las tropas aliadas de Zhou Yu y Liu Bei hubieran podido atravesar el rio a la ribera norte del Yang-Tse con el grueso de sus tropas, pero los escasos transbordadores que haíia apenas permitían el cruce de pequeños grupos de tropas y, además, cada general quería ser el primero en cruzar con todas sus fuerzas.

A esto hay que añadir que Cao-Cao dejó a los generales Cao Ren y Xu Huang con tropas veteranas que cubrieran su huida, hostigando los pequeños grupos de tropas aliadas que eran enviadas contra la retaguardia del ejército de Cao-Cao.

cinco

El general aliado Gan Ning estableció una cabeza de puente en Yiling, lo que permitió el cruce seguro del ejército aliado. Pero Cao-Cao y el resto de sus fuerzas ya estaban en territorio seguro donde podian recibir refuerzos desde Xiangyang del general Yue Jin y desde Dangyang del general Man Chong.

Hacia finales del 209 el territorio del sur, bajo control de Cao-Cao, había encogido unos 160 Kms hasta Xiangyang y Liu Bei consiguió el control de la provincia de Jing dejándole una poderosa base que le permitía el acceso al sur del rio Yang-Tse. Por su parte Sun Quan, que había visto mermado su ejército en las acciones de retaguardia después de la batalla y por la toma de Jianglin no pudo ampliar de manera tan drástica sus territorios y su debilitamiento en la provincia de Jing permitió a Liu Bei hacerse con su control.

 Esta batalla marcó durante siglos la division Norte-Sur de China. 

Saludos.

 

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

No tienes permiso para dejas comentarios

Download from BIGTheme.net free full premium templates