Imprimir

22 DE ABRIL DE 1915: LOS GASES TÓXICOS ENTRAN EN COMBATE

Escrito por Tomás San Clemente De Mingo on . Escrito en Contemporánea

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

FUENTE: onemagazine.es

fotototot

22 DE ABRIL DE 1915: LOS GASES TÓXICOS ENTRAN EN COMBATE

A.MANZANO

Hace 99 años que Alemania empleó los gases tóxicos en el frente occidental durante la Primera Guerra Mundial. Esta nueva arma pilló desprevenidas a las tropas francesas, pero los refuerzos les permitieron resistir.

Alemania, tras haber lanzado grandes cantidades de gases tóxicos por primera vez en el frente ruso -que causaron escasos daños porque las bajas temperaturas disminuyeron la toxicidad del gas-, planeó un segundo lanzamiento masivo en el frente occidental –Francia-.Para ello, dispuso más de 5.000 bombonas cargadas de gas de cloro en la parte del frente cercano a la localidad francesa de Ypres.

El lanzamiento consistió, el 22 de abril de 1915, en abrir las bombonas en el momento que soplaba una ligera brisa que se esperaba llevaría la nube de cloro hacia las trincheras francesas, cuyas tropas, al verla, se replegaron para escapar de sus efectos.

Pero las tropas alemanas que debían avanzar para ocupar el terreno abandonado por los franceses temieron quedar afectados por la nube tóxica y el resultado final de este ‘combate’ fue poco exitoso porque los franceses recibieron refuerzos a tiempo.

Estos limitados éxitos sólo fueron iniciales y dieron paso a perfeccionamientos de las cargas químicas –fabricando nuevos gases- y de los modos de lanzamiento. Paralelamente, fueron desarrollándose técnicas para protegerse de ellos –como máscaras antigás para personas, caballos y perros-, lo que no impidió que hubiera grandes cantidades de ellos que quedaran gravemente heridos por esta causa y, en menor proporción, muertos.

Curiosamente, en aquel tiempo se había desarrollado y aceptado la teoría de que usar gases contra el enemigo era ‘menos cruel’ que dispararles proyectiles como granadas y balas, ya que los daños que causaban eran ‘menores’, aunque, efectivamente, provocaran asfixia, ceguera y graves quemaduras en la piel, mucosas y pulmones. La idea general del uso de los gases era causar la incapacitación de las tropas enemigas o, como alternativa, que se retiraran por temor y así avanzar más cómodamente.

SALUDOS

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

No tienes permiso para dejas comentarios

Download from BIGTheme.net free full premium templates