Imprimir

LA MOTO MILITAR MÁS EXTRAÑA DEL MUNDO

Escrito por Tomás San Clemente De Mingo on . Escrito en Contemporánea

Valoración del Usuario:  / 3
MaloBueno 

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

FUENTE: onemagazine.es

mototot

LA MOTO MILITAR MÁS EXTRAÑA DEL MUNDO

A. MANZANO

Ya hemos comentado en otras ocasiones los muchos años de trabajo y las elevadas inversiones que se requieren para llegar a un nuevo avión militar. Lo mismo podría decirse de cualquier otro medio que necesitan las fuerzas armadas, desde un fusil de asalto hasta una moto. 

Las motos en los ejércitos

Al poco tiempo de que los ejércitos incorporaron los primeros vehículos a motor, en España ocurrió en 1898 con el primer automóvil, las motocicletas también fueron apareciendo en los parques automovilísticos militares. En principio, los soldados motoristas tenían la misión de llevar y traer mensajes, órdenes, partes e informes y las versiones con sidecar se empleaban para el traslado rápido de los mandos. Más adelante, pasarían a dotar a unidades de exploración montando ametralladoras.
Durante la II Guerra Mundial su utilidad se amplió: los paracaidistas británicos llevaban consigo algunas motos de pequeñas dimensiones para aumentar su movilidad una vez llegados a tierra. Y, más recientemente, las motos todo terreno aparecen en el Ejército español en manos de los exploradores de Caballería, la Policía Militar y también en la Unidad Militar de Emergencias.

MOTOT

La moto Kettenkrad en un paso complicado.

La moto con cadenas
Seguramente, la moto más rara de todas las que han merecido la producción en serie y su adopción por un ejército fue la del Wehrmacht Heeres –el ejército de tierra alemán durante la II Guerra Mundial- que se llamaba Kleines Kettenkraftrad y, abreviadamente Sd.Kfz. 3 Kettenkrad. Su rareza es el recurso a la tracción de cadenas, de la que obtenía grandes resultados en terrenos difíciles.

ALE

La moto alemana Kettenkrad.

Obedece a los diseños de 1939, es decir, cuando en toda Europa se sabía que, más pronto que tarde, volvería a haber guerra. Esta moto tendría por misión servir de vehículo de transporte ligero y ‘tractor’ –eso significa su nombre- de un cañón ligero, un remolque, etc. Sus pequeñas dimensiones le hacían apto para ser trasladada en avión, aunque no para ser lanzada en paracaídas porque no habría soportado el impacto contra el suelo.
Fueron fabricadas casi 8.400 unidades que se emplearon sobre todo en las operaciones en el Norte de África y en el frente ruso. Actualmente gozan del interés de coleccionistas y restauradores de vehículos militares.

KET
La moto Kettenkrad tendiendo cables telefónicos.

KETETE

La moto Kettenkrad y sus rivales.

 

SALUDOS

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

No tienes permiso para dejas comentarios

Download from BIGTheme.net free full premium templates