Imprimir

LA BATALLA DE DAN NO URA

Escrito por Tomás San Clemente De Mingo on . Escrito en Medieval

Valoración del Usuario:  / 4
MaloBueno 

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

DAN

 

LA BATALLA DE DAN NO URA

Tomás San Clemente De Mingo

 

El día 25 de abril de 1185 se decidía el destino de Japón y así lo entendieron sus propios habitantes; la rivalidad entre las familias Taira y Minamoto había provocado una guerra civil. Dan no Ura fue el capítulo que cerraría la novela de su desencuentros y haría que el poder, definitivamente, quedara en manos de los Minamoto.
Dan no Ura fue una batalla naval en la que se dieron cita cerca setecientos barcos por parte del clan Minamoto y unos quinientos del de Taira (estos abarrotados de mujeres y niños). El clan Taira en pleno se encontraba en la flota, con Taira no Munemori a la cabeza.
Al huir dos años antes de la capital, Munemori había llevado consigo al pequeño príncipe Tokihito, que había subido al trono como emperador Antoku cuando solo tenía un año de edad por obra de su poderoso abuelo Taira no Kiyomori. Siguiendo a su señor, marcharon con el joven gobernante todos los miembros de la corte. Se dice que Taira no Munemori también portaba las tres Enseñas Imperiales. Así pues, los Taira y sus aliados salieron de Kyoto y se retiraron a sus dominios de Shimonoseki.
Los Minamoto, ante la jugada de Taira habían hecho que el emperador depuesto, Go Shirakawa, que aún vivía, escogiera como sucesor a otro de sus nietos para oponerlo a Antoku. El anciano eligió a uno de los hermanos de Antoku, conocido para la posteridad como emperador Gotoba. Tras multitud de episodios bélicos solo quedaba la batalla final.

mna
La mañana del 25 de abril, en el estrecho de Shimonoseki, entre las islas de Honshu y Kyushu, las dos flotas comandadas por Minamoto no Yoshitsune y Taira no Munemori chocaron entre una nube de flechas. Al principio parecía que el sentido de la corriente favorecía a los Taira quienes, a pesar de contar con menos barcos, probablemente conocían mejor las tácticas navales; pero la corriente cambió, y los Minamoto empujaron a la flota enemiga hacia la costa. A la vez el tiempo tuvo una papel fundamental; se desató una enorme tormenta, y muchos desembarcaron. Entonces, Yoshitsune, con un grupo de jinetes locales, cruzó el estrecho y obligo a los Taira a embarcarse de nuevo. El combate siguió su curso. Y la corriente cambió favoreciendo, de nuevo, a los Taira, que intentaron rodear los barcos de Minamoto. pero este no iba a ser el último cambio de corrientes, de hecho, hubo otro revirtiendo la suerte. La lucha de los arqueros dio paso al combate cuerpo a cuerpo, y la ventaja de Minamoto se hizo evidente. Además, gracias, a la traición de un aliado de los Taira, Taguchi no Shigeyoshi, los Minamoto sabían en qué barco navegaba el emperador. Taguchi era el jefe de clan en la provincia de Awa. No todos los Taira confiaban en él, y de hecho muy poco antes de la batalla, Taira no Tomomori, había sugerido a su hermano Munemori que lo ejecutara. No lo hizo así Munemori. Siguiendo los consejos de su hijo, que también estaba del lado Minamoto, Shigeyoshi se aproximó a la flota enemiga y tras subir al barco del Yoshitsune le proporcionó la crucial información. Los arqueros Minamoto acabaron con los tripulantes que gobernaban el barco imperial y se dispusieron a abordarlo. A esas alturas del combate muchas naves Taira estaban ya a la deriva, y pasado el tiempo toda la flota pasó a merced de los Minamoto. La abuela del emperador se arrojó al mar con su nieto en brazos.
Los guerreros Taira que no murieron en la batalla Dan no Ura fueron perseguidos sin descanso y casi todos terminaron ejecutados, generalmente junto con sus familias. La aniquilación del clan Taira fue completa, y el final de la guerra dio como finalizado el periodo Heian y el comienzo del periodo Kamakura.

 

 

Bibliografía

- SECO SERRA, Irene: Historia breve de japón, Madrid, 2010

 

 

SALUDOS

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

Comentarios   

+1 #1 Jose Miguel Fernandez 19-08-2014 12:48
Los Minamoto provenian de los descendientes Imperiales no elegibles para el trono de la rama Seiwa Genji (Emperador Seiwa) y tras su victoria les fue concedido el titulo de Shogun (por primera vez en la historia de Japon), uno de los pre-requisitos para poder optar al titulo de Shogun fue siempre que el Clan debiera ser descendiente directo del Clan Minamoto de la rama Seiwa Genji.

El Clan Minamoto tenia varias ramas, dependiendo de que Emperador descendian como por ejemplo los Saga Genji, Murakami Genji, Uda Genji o Daigo Genji entre otros.

No tienes permiso para dejas comentarios

Download from BIGTheme.net free full premium templates