Imprimir

¿ESTÁ EL PALACIO DEL CALIFA EN MARTIRICOS?

Escrito por Tomás San Clemente De Mingo on . Escrito en Medieval

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

FUENTE: diariosur.es

martiri

¿ESTÁ EL PALACIO DEL CALIFA EN MARTIRICOS?

JUAN SOTO

La noticia ha corrido como la pólvora entre los arqueólogos de la ciudad. La aparición de restos de la época medieval en las obras de las VPO de Martiricos ha abierto un debate entre los expertos en la materia: ¿Y si fuera el Alcázar del señor? ¿Y si se tratara de restos del desconocido palacio de Qasr al-sayyid levantado en el año 1226 por el califa Al-Mamún y que se intenta localizar en la zona próxima al río desde hace 20 años?
Virgilio Martínez Enamorado, doctor en Historia Medieval y profesor de la Universidad de Málaga, explica que la existencia de dicho palacio se conoce desde el año 1995, y que desde entonces se trata de averiguar su ubicación exacta. Fue mandado construir por un califa almohade cuando aún era gobernador de la ciudad y en su interior podrían haberse celebrado enterramientos nazaríes. «Podría tratarse del palacio de Qasr al-sayyid, similar al que hay en Granada y del que se tiene referencias por inscripciones en las fuentes árabes y sólo se sabe que estaba junto al río».
Posibles restos
Alcázar del califa. El palacio de Qasr al-sayyid fue construido en 1226 por el califa Al-Mamún en algún lugar extramuros cerca del río.
Casas de campos. Pueden corresponder a fincas de recreo propiedad de las personas con mayor nivel adquisitivo.
Zona funeraria. En la zona hay varias necrópolis, por lo que podría ser una zona de enterramientos.
Aunque asegura que no sería descabellado pensar en su descubrimiento, este profesional confiesa que todos son hipótesis hasta que la empresa Taller de Investigaciones Arqueológicas termine su trabajo de campo sobre el terreno, que comenzó el pasado mes de diciembre. «Son restos que tienen su enjundia porque deben pertenecer al cinturón de Al Munia», expone.
Otros, como el arqueólogo e investigador Manuel Muñoz Gambero, creen que esos restos podrían corresponder a fincas de recreo de las personas con mayor nivel adquisitivo. Recuerda que en el año 1960 se descubrió junto al centro comercial Rosaleda una villa en cuyo interior había piezas de cerámica de gran valor. «En toda la zona de La Palmilla había muchas huertas; era algo así como las casas de campo de aquella época», resume.
Apelando al nombre del barrio, dice que en la zona ya se han encontrado varias necrópolis y que incluso en las actuales torres de Martiricos se concluyó que fueron enterrados los patronos de Málaga Ciriaco y Paula. «El nombre de Martiricos viene porque es un lugar de martirio, y por eso es muy interesante investigar qué es lo que se levantó en la zona tras la época romana. Aunque conocemos mucho sobre la etapa nazarí, aún quedan detalles muy importantes por descubrir».
Los trabajos continúan en una parte de la parcela afectada
Las obras de las VPO de Martiricos no se han paralizado por completo. Pese a la aparición de restos arqueológicos, los trabajos se han retomado estos días en la zona que no ha sido delimitada por los arqueólogos. El arquitecto del proyecto, José Luis Dorronsoro, explica que se están construyendo «las pantallas del lindero de Martiricos». Por el momento, los profesionales de la empresa Taller de Investigaciones Arqueológicas sólo han delimitado un terreno equivalente a la mitad de la parcela, por lo que los trabajos pueden continuar en el resto. La Gerencia Municipal de Urbanismo ha ordenado la paralización de las obras para realizar los cimientos y sótanos de las VPO, que englobarán un total de 80 pisos en una primera fase, en el lugar en el que han parecido los restos hasta que finalice su estudio y los técnicos de la Consejería de Cultura determinen cómo deben tratarse, en función de su importancia.
En este sentido, Dorronsoro confía en que se trate de restos sin valor y que las obras no sufran retrasos de importancia.
El catedrático de Arqueología de la Universidad de Málaga, Pedro Rodríguez Oliva, también apuesta más por la posibilidad de que se trate de arrabales de la ciudad árabe. Aunque no ha podido ver los restos en persona, explica que fuera de la muralla –que llegaba hasta La Goleta– solían ubicarse casas de campo entre grandes huertas. «No parece que sea una cosa excepcional; da la sensación de que es un terreno arenoso y tendrían que ser construcciones de poca entidad».
Para las excavaciones, que se iniciaron en los últimos días de diciembre, la promotora del proyecto de Martiricos, Espacio Medina, ha contratado a la empresa Taller de Investigaciones Arqueológicas. Según fuentes consultadas aún no están totalmente documentados los restos, pero todo apunta a que podrían datarse en la época medieval, en los siglos XIII ó XIV. También han aparecido algunos hallazgos que podrían corresponder a la época romana, pero se encuentran muy deteriorados.

 

SALUDOS

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

No tienes permiso para dejas comentarios

Download from BIGTheme.net free full premium templates