Imprimir

EJERCICIO "SIRIO".

Escrito por Tomás San Clemente de Mingo on . Escrito en Noticias

Valoración del Usuario:  / 3
MaloBueno 

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

La Razón.es

1

Sobrevuelos militares... sin ánimo de molestar
El «Ejercicio Sirio» se desarrolla en todo el espacio aéreo español como «campo de batalla»

Fernando Cancio.

En 18 días, el Ejército del Aire tiene que demostrar que está preparado para la protección del espacio aéreo español. ¿Cómo? A través de un ejercicio de defensa aérea que simula la existencia de tres bandos enfrentados y en el que participan prácticamente todas las unidades de combate de la Fuerza Aérea y diferentes medios de Tierra y de la Armada. Se trata del denominado «Ejercicio Sirio», las maniobras más importantes que se realizan anualmente y que buscan adiestrar y evaluar a los participantes a lo largo y ancho del espacio aéreo peninsular. Un ejercicio de «planeamiento y toma de decisiones» que cubre numerosas operaciones y posibles situaciones «que un Estado Mayor podría encontrase en una operación de respuesta a una crisis», asegura el Ejército del Aire en un comunicado.

Durante todos estos días, los aviones de combate sobrevolarán diferentes áreas del espacio aéreo peninsular, pudiendo hacerlo incluso (aunque no está confirmado) por Cataluña, así que un aviso para quienes se sientan aludidos u ofendidos: el Ejército no va ni a atacar ni amenazar ni a hacer una demostración de fuerza ante Cataluña, ni en ninguna otra región. Simplemente se trata de maniobras para prepararse ante una situación de crisis que afecte a España. Y Cataluña forma parte de ella.

Prácticas ante eventuales crisis

Dividido en tres fases, en cada una de ellas se trata de evaluar diferentes aspectos de cara a una supuesta crisis que afecte a la seguridad nacional. Unas prácticas de combate, en definitiva, en las que se analiza desde la planificación y utilización de medios hasta el Mando y Control en conducción de operaciones aéreas e integración de las unidades en el sistema de defensa aérea.

Pero, vamos por partes. Por un lado, las fases de este amplio ejercicio. La semana pasada (del 11 al 15 de febrero) se llevó a cabo la etapa de planificación, dirigida a producir las directivas del ejercicio y a dar paso al proceso de activación de alerta en los centros de operaciones de las distintas unidades. Es decir, se planificó ese escenario ficticio de ataque y se determinó quién intervendrá y cómo se desarrollará.

Tras este primer paso, desde hoy y hasta el viernes comenzarán las misiones ofensivas y defensivas que darán respuesta a esa crisis ficticia planteada en la primera fase. Se trata, en concreto, de una serie de ejercicios de combate aire-aire en los que habrá un equipo «malo» y otro «bueno»: uno ataca y otro defiende.

Una última etapa, bautizada como «Tormenta», se desarrollará entre los próximos días 25 y 28. Fuego real y combates aire-tierra es lo que se incluye en este punto, uno de los más llamativos, en el que se ejecutarán misiones de ataque a blancos terrestres con aviones de combate. Varias aeronaves destacadas en la Base Aérea de Zaragoza saldrán con destino al Polígono de Tiro de Bardenas Reales de Navarra, donde se llevarán a cabo esos ataques contra objetivos. En ningún momento, sin embargo, las aeronaves sobrevolarán poblaciones, zonas habitadas o edificaciones con armamento real y todo se hará siguiendo unas estrictas condiciones de seguridad. Para las Fuerzas Armadas, la seguridad del personal y de las unidades que participan en el ejercicio tienen la «máxima prioridad». Entre medias, aunque englobado en el mismo ejercicio, hoy también tendrá lugar una demostración de rescate de rehenes en el Aeródromo de Los Cánovas de Murcia. Todo, absolutamente todo, será analizado por el Mando Aéreo de Combate.

Despliegue de medios

Y para poder demostrar esa capacidad y superioridad, los protagonistas materiales de esta «película de acción» son los aviones de combate F-18 de las alas 12,15 y 46; los «Eurofighter» de las alas 11 y 14; los aviones «Mirage» F-1 del Ala 14; los F-5 del Ala 23; unidades de transporte Hércules del Ala 31; los T-21 del Ala 35; un «Boeing» 707 del 47º Grupo y varios helicópteros «Súper Puma» del Ala 48.

A todos estos medios aéreos se suman este año también los aviones «Harrier» de despegue y aterrizaje vertical de la Armada y dos regimientos de artillería antiaérea del Ejército de Tierra. En ediciones anteriores han llegado a participar también fragatas como la «Méndez Núñez» para prestar apoyo desde alta mar.

 

Saludos.

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

Download from BIGTheme.net free full premium templates