Imprimir

LA GUERRA IMPENSABLE CON CHINA.

on .

Valoración del Usuario:  / 3
MaloBueno 

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

Defensenews.com

Parafraseando el Plan Impensable de Churchill en el que pedía a su Estado Mayor un estudio sobre la viabilidad de continuar la Segunda Guerra Mundial contra la URSS, exponemos el artículo del australiano Minnik sobre el análisis de una posible guerra contra China.

1

Planificación de la guerra impensable con China: Un punto de vista australiano de la Batalla Aeronaval.

24 de abril 2013 - 15:14 |
 Por Wendell MINNICK

 

Asia y Cuenca del Pacífico
TAIPEI – Mientras que los EE.UU. llevan adelante la doctrina de la Batalla Aeronaval y el llamado Pivote asiático, muchos en la región Asia-Pacífico están pidiendo una aclaración sobre un tema que podría involucrarlos en una innecesaria guerra con China.
Muchos aliados y socios de primera línea se preguntan: ¿Queremos recibir una bala de China por América, en especial en políticas que siguen siendo ambiguas?
Benjamin Schreer, analista senior de Estrategia de Defensa en el Instituto Australiano de Política Estratégica, mira alrededor de Asia y encuentra una falta de consenso sobre cuales de los aliados y amigos de Estados Unidos están dispuestos a sacrificarse en beneficio de una política de EE.UU. formulado en la lejana Washington .
El artículo de Schreer, publicado este mes, "Planificación de la Guerra Impensable: ‘Batalla Aeronaval’ y sus implicaciones para Australia," hace más que mirar a la posición estratégica de Australia y si se debe apoyar la nueva doctrina. Se examina por qué los aliados tradicionales de Estados Unidos en la región apoyan menos de lo que lo hubieran hecho antes del ascenso de China.
El informe de Schreer expresa un apoyo cauteloso para el Pivote asiático y el concepto de Batalla Aeronaval, pero formula también, desde la perspectiva de un aliado tradicional, las preguntas fundamentales que aún no han sido abordadas por el gobierno de los EE.UU..
Estas son preguntas que requieren debate en la sociedad democrática de Australia, con un saludable respeto por el Estado de Derecho y la transparencia.
Batalla aeronaval presenta a los aliados y socios el clásico dilema de ser atrapado entre la 'trampa y el abandono".

7
Pese a la creciente capacidad de China para mantener las fuerzas estadounidenses en riesgo, el Pentágono está impulsando una estrategia militar para luchar y ganar una guerra potencial contra China. Su pensamiento es que :
“China no necesita llegar a la paridad estratégica con las fuerzas estadounidenses”.
En su lugar, su estrategia asimétrica tiene por objeto prevenir o complicar la intervención de EE.UU. en las disputas territoriales, haciendo los costes potenciales, para las fuerzas estadounidenses, prohibitivos.
Los debates sobre la Batalla aeronaval, en Australia, se centran en dos argumentos opuestos: "los que ven como un instrumento peligroso" contener a China y posiblemente arrastrar a Australia en una escalada nuclear entre las dos grandes potencias, y los que abrazan la lógica del concepto e incluso sostienen que Australia debe desarrollar capacidades de ataque de largo alcance para contribuir a potenciales operaciones ofensivas contra China ".
La Batalla aeronaval aspira a derrotar las estrategias de negación anti-access/areadenial (A2/AD) (negación de acceso / negación de área) al resistir un ataque chino inicial, seguida de una campaña cegadora contra las redes de mando y control chinos, una campaña de supresión contra los sistemas de misiles con base en tierra de China, y una bloqueo a larga distancia contra barcos mercantes chinos.
Parece complicado golpear en el interior de China sobre objetivos políticos y militares debido al enorme tamaño de China. Atacar China sería equivalente a una guerra de asedio medieval del siglo 21. Las fuerzas de ataque naval y aéreo estadounidense se quedarían sin municiones con guiado de precisión, mucho antes de que se quedaran sin objetivos. El tamaño de China y su profundidad, la cultura autoritaria, y las instituciones de apoyo a la seguridad interior hacen que el impacto de los ataques carezcan de probabilidades de éxito en el continente.

3
Es importante destacar que todo se basa en la suposición de una escalada que se pueda mantener por debajo del umbral nuclear, y que Japón y Australia serán aliados activos durante toda la campaña.
Schreer mira a su alrededor y ve en Asia discrepancias en el apoyo de los aliados y socios de Estados Unidos. ¿Qué hacer con Corea del Sur, que tiene poco interés en la lucha contra nadie, excepto Corea del Norte? Taiwanmantiene unas relaciones políticas y económicas complejas con China. Japón carece de la capacidad y tal vez del mandato constitucional necesario para comprometerseen una guerra con China.
La Batalla Aeronaval es errónea, ya que sólo se puede activar durante un conflicto mayor. Se trata de "algo optimizado para una guerra de alta intensidad convencional entre China y los EE.UU. y sus aliados" y "se aplica sólo en casos extremos", como un ataque chino en Taiwán, un misil chino sobre Japón o sobre las bases estadounidenses en la región, o del hundimiento de un portaaviones de EE.UU..

"Sin embargo, las acciones militares coercitivas chinas en disputas territoriales con sus vecinos (por debajo de los altos niveles de progresividad) es mucho más probable."
Por lo tanto, la Batalla Aeronaval "no es un" cajón de sastre que solucione el dilema de disuasión convencional de Estados Unidos en el Pacífico Occidental.
No está en el interés de Australia abrazar completamente la lógica detrás de la Batalla aeronaval o desarrollar capacidades militares específicas para sustentar la aplicación del concepto. "Abiertamente inscribirse en el concepto de que enviaría un fuerte mensaje político a China que la ADF [Fuerza de Defensa de Australia] está planificando activamente y equipándose para una guerra potencial con el [Ejército de Liberación Popular] PLA."
"No hay necesidad de hacerlo", dijo. La decisión de Australia de permitir a los Marines de EE.UU. en la base de Darwin ya ha mostrado el compromiso político de Australia a la Alianza de Seguridad Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos (ANZUS).

4
El desarrollo de las capacidades de ataque de largo alcance contra China por Australia sería una "provocación innecesaria ... por no hablar del muy elevado costo."
Una capacidad de un serio ataque anfibio australiano es bastante poco realista. Un "bloqueo distante" de la navegación marítima china en los cuellos de botella del sudeste asiático, en estrechos como Malacca, Sunda y Lombok, es "mucho más fácil de proponer que de hacer", dijo Schreer. En cualquier caso, China podría considerar tales acciones como actos de guerra.
Australia tiene interés en contribuir activamente al plan de Batalla Aeronaval de EE.UU., dijo. Proporcionar a los EE.UU. una mayor profundidad estratégica es una manera, aunque el despliegue de rotación de un grupo de trabajo aeroterrestre de la marina de EE.UU. en Darwin es "en gran parte simbólico y no está directamente vinculados a la planificación de La Batalla Aeronaval de Estados Unidos."
Un área de posible asistencia durante una guerra sería actualizaciones de HMAS Sterling para acoger grupos de ataque de portaaviones de Estados Unidos o el uso de los aeródromos de Isla de Cocos para aviones de combate de EE.UU., en caso de que el entorno estratégico se deteriore. Australia también puede ofrecer, como una opción, capacidades específicas, tales como aviones cisterna, alerta temprana aerotransportada y control, y los activos de guerra electrónica en el aire.

5

Se pregunta si los Estados de primera línea, tales como Japón, Corea del Sur y Taiwán, estarían dispuestos a participar en la guerra entre China y los EE.UU. si sus intereses directos no fueron amenazados. ¿Quiere Corea del Sur involucrarse en un escenario filipino o en un conflicto en estrecho de Taiwán que implique a los EE.UU.?
Por un lado, quieren evitar ser atrapados en la rivalidad estratégica entre China y EEUU. "Colaborar en La Batalla Aeronaval en momentos en que todavía parece que existe una oportunidad para incorporar a China en un pacífico orden de seguridad de Asia podría ser perjudicial para sus intereses ... La Batalla Aeronaval podría tener un efecto perjudicial en las relaciones de las alianzas de Estados Unidos."
Por otra parte, la sospecha de la trayectoria estratégica de China sólo ha aumentado en los últimos años a medida que experimentan una disminución en el poder militar en relación con China. Quieren evitar ser abandonado por los EE.UU. si China se convierte en un problema, dijo.
Las fuerzas aéreas y navales de Japón podrían aumentar de forma sustancial a las fuerzas estadounidenses en zonas de seleccionadas, incluyendo submarinos, guerra antisubmarina y de defensa de misiles balísticos.
Sin embargo, Schreer pregunta si Japón puede cumplir con las esperanzas de Estados Unidos.
Restricciones constitucionales impediríanapoyar a las fuerzas estadounidenses en un ataque contra China.
Para Corea del Sur, La Batalla Aeronaval es mucho más problemática. La preocupación estratégica central de Seúl ha sido la agresión militar de Corea del Norte, y sigue siendo más "ambivalente sobre la amenaza china". Seúl también necesita la ayuda de Beijing para mantener las payasadas de Corea del Norte bajo control. Corea del Sur ha declarado públicamente que la nueva base marítima en la isla sureña de Jeju, entre Japón y China, no será la sede de las fuerzas estadounidenses, a pesar de que la base podría alojar 20 buques de guerra de Corea del Sur.
También existe la preocupación acerca de involucrarse demasiado en la arquitectura de La Batalla Aeronaval en el Noreste de Asia que incluiría al viejo enemigo de Corea del Sur, Japón.
Las preguntas también deben plantearse de si Corea del Sur permitiría a las fuerzas estadounidenses operar misiones de ataque a China durante la guerra, especialmente si la guerra provienede una agresión china contra Japón o Taiwán.

6
Schreer hace varias recomendaciones al gobierno australiano que son dealguna manera revelaciones de la forma ambigua y misteriosa en que la doctrina de la Batalla Aeronaval EE.UU. se ha desarrollado.
El gobierno australiano debe buscar un "detallado informe, clasificado de su aliado EE.UU. sobre los detalles de la batalla aeronaval", del cualSchreer dijo que había"desmitificar el concepto."
El gobierno también debe pedir a los EE.UU. que emita una versión desclasificada de la estrategia de la batalla aeronaval para poner fin a la especulación entre los aliados y socios.
Dijo que Australia no respalda públicamente La Batalla Aeronaval, porque los EE.UU. " todavía están en el proceso de determinar los detalles de la aplicación del concepto."
Australia también debe considerar las implicaciones sobre la posible integración de la ADF en un marco operativo en el Sudeste Asiático de la Batalla Aeronaval junto con las fuerzas de EE.UU.


Proporcionado por José Manuel Gil.

Traducido por Ricardo Luís Jiménez.

 

 

Saludos.

¡Comparte esta entrada!

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedIn

No tienes permiso para dejas comentarios

Download from BIGTheme.net free full premium templates